martes, 20 de mayo de 2008

Comando Abal Medina

Sociedad Rural de Santa Rosa - 15/05/08


Macachín - 17/05/08

6 comentarios:

JP EVITA MORÓN dijo...

http://jpevitamoron.blogspot.com/


esperamos su visita cumpas!
un abrazo!

Fernando (Nerd Gaucho) dijo...

Los felicito por el blog y ese tipo de acciones ante el golpismo o en el mejor de los casos "Clima destituyente" que se impulsa desde muchos sectores, los de siempre.

Ahora, un comentario: hay que tener en cuenta el tema del lenguaje. Como dice un progresista profesor de linguistica de la universidad de Berkeley en California "la derecha usa el lenguaje para limitar y dirigir el debate en su beneficio".

Ya si partimos de la base de que lo que estamos viviendo es un "PARO DEL CAMPO" estamos dejando que los mimos responsables del mismo nos mientan.

Lo que hubo en Abril no fué un paro, fué un BLOQUEO buscando el desabastecimiento, las góndolas vacías en los supermercados y el consiguiente astío de la "clase media media" (o "media estúpida" como decía Mafalda), y el consiguiente cacerolazo (cosa que lograron), para bajar los índices de popularidad de la presidenta reciíen electa.

Así que no se confundan: no hablen de PARO DEL CAMPO porque no hay ningún paro: TRANQUERAS ADENTRO siguieron trabajando, siguieron enbolsando y durante las "treguas" (se dieron cuenta que usan lenguaje militar?) siguieron vendiendo todo!.

Lo que hacen los "agropiqueteros" es JODER AL PROJIMO en las rutas, no dejando trabajar a los camioneros, y buscando el malestar social.

Saludos y sigan en la lucha pero ojo con eso del lenguaje, no usar los terminos que plantea el adversario.

Saludos
FC

Fernando (Nerd Gaucho) dijo...

Otra cosa a tener en cuenta es que los que hacen el paro no son "el campo". "El Campo" es una construcción linguística que no tiene asidero en la realidad.

Los quinteros que se dedican al tomate, la lechua, que nos proveen de zanahorias, los que se dedican a la papa, los que se dedican a la vid en Mendoza, los que tienen una granja avícola. Todos ellos también son "el campo" y sin embargo NO PARAN, quieren seguir trabajando. Y fueron de los más perjudicados por los piquetes de la soja.

Así que por favor no sigamos confundiendo... el "Paro del campo" ni es un paro, ni es del campo!.

Son los PIQUETES SOJEROS!.

Recordemos que las retenciones son a la SOJA, que se exporta en un 94% y que nosotros como país no consumimos. Si dejamos actuar a las "leyes de mercado" obviamente que todos buscarán llenarse de dólares con la nueva "fiebre del oro" de la soja. El problema es que los terrenos utilizables para sembrar no son infinitos, son limitados, y si usamos el 100% para soja de exportación, ¿qué vamos a comer?.

Por eso apoyo las retenciones.

Tengamos esto en cuenta. Y de nuevo, los felicito por el blog. Espero sepan aceptar mis humildes sugerencias.

Saludos
FC

Fernando (Nerd Gaucho) dijo...

Estos tipos estan llamando a invocar la "Ley de acefalia" ¡estaría bueno saber quiénes són!

http://www.totalnews.com.ar/mentideros-y-vern-culos/circula-via-correo-electronico-un-deber-como-argentino.html

Fernando (Nerd Gaucho) dijo...

Me olvide de algo: el nombre del profesor de Berkeley se llama George Lakoff y si se manejan bien con el inglés, vale la pena leer sus conceptos sobre el uso del lenguaje en la política.

FC

Comando Cámpora dijo...

Estimado Fernando, disculpará la tardanza en agradecerle sus aportes y lecturas, pero la acción política no nos ha permitido ya que debíamos librar la misma en la realidad cotidiana y tratar de modificar sus factores, aleccionando a los compañeros y compañeras ante la impronta coordinada por la prensa asociada a los desestabilizadores de los "piquetes sojeros".

Buscaremos textos del autor que menciano para el análisis del discurso. Tal vez nuestra postura de utilizar el "lenguaje dominante" responde a a la idea del "subalterno" que se apodera de las herramientas de la hegemonía y reutuliza para generar los intersticios para llevar adelante micropolíticas que beneficien a amplias mayorías que son postergadas en la distribución del capital cultural, político y económico.
Pero agradecemos mucho sus observaciones.