viernes, 5 de marzo de 2010

No pasarán

[Movimiento Evita - La Pampa] Hace unos meses, no muchos, pocos, realmente muy pocos para lo que es y significa la vorágine mediática, y más todavía para la que selecciona y recorta mostrando sólo lo que le conviene, hubo un golpe institucional. El lugar, por si ya forma parte del olvido, existe, aunque es pequeño, quizá sea mas grandecito que la patria de Roque Dalton, El Salvador; pero estamos hablando de Honduras.
En junio de 2009, a fines de ese mes, para ser más exactos, se reunieron en el Congreso los que se decían representantes del pueblo para sesionar, pero, en realidad, defendían los intereses de los poderosos, y destituyeron a Mel Zelaya, el presidente constitucional, porque perjudicaba sus negocios; es que tiempo atrás se había sumado al ALBA y sus medidas políticas dignificaban a un pueblo empobrecido.

La economía concentrada en el mundo se viene cayendo a pedazos, aunque los neoliberales salvaron a los bancos con el dinero del Estado, también a algunas empresas emblemáticas del capitalismo. Estas los casos testigos: España, Irlanda, Grecia; y el ajuste propuesto por el FMI. Amigos son los amigos.
Tanto los monopolios informativos como las clases acomodadas, la vieja oligarquía, estuvo detrás de cada operación. Eso sucedió en un país que a la señora Mirtha Legrand no le importa mucho, Morazán se llamó a la República Federal de Centroamérica; a semejanza de como se denomina a la Patria Grande en nuestro continente sureño. Pero fue real, derrocaron a un mandatario elegido por el voto popular y lo sacaron de su casa, llevándolo lejos de sus fronteras en la madrugada.

Esa campaña destituyente se consolidó en Honduras y reemplazaron con una dictadura a la democracia, después pusieron a alguien afín a sus necesidades. Esos intentos golpistas continúan; como ahí, también pasó en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia, en Argentina y Paraguay; es más, fueron tan peligrosos y llenos de odio que se intentaron magnicidios contra Hugo Chávez, Evo Morales, Fernando Lugo, o el centenar de intentos de asesinato a Fidel Castro. En Argentina se animaron a amenazar a Cristina. En el '73, en Chile, gente de la misma calaña había contribuido para el golpe de Estado; y un gran hombre del Socialismo (lo escribo con mayúsculas, para ver si los de acá se dan cuenta qué es el Socialismo; a excepción de Jorge Rivas -a quien aplaudimos por su lucha diaria para superar la secuela de la violencia- o Ariel Basteiro) defendió su mandato como presidente hasta la muerte; cómo no recordar y valorar a don Salvador Allende...

El miércoles tomaron el Congreso por asalto, se juntaron los que hundieron a esta Nación en la pobreza, y con la connivencia del oportunista traidor Julio Cobos decidieron continuar con la farsa de defensa de las instituciones de la República. Los medios legitimaron a troche y moche la nueva distribución forzada y falaz de las comisiones del Senado; desconociendo normas y reglamentos, el respeto por las minorías.

Ayer a la tarde, esas Madres y esas Abuelas que representan nuestro orgullo, convocaron a Plaza de Mayo, y habló Hebe Bonafini y dijo unas cuantas verdades: "Tenemos claro que lo mejor que nos puede pasar es venir a esta plaza y venir a morir por las balas del enemigo".
Está todo dicho... Nunca abandonaremos la lucha.

1 comentario:

lautaro dijo...

SOBRE EL CURA FERNANDO LUGO, PÓNGANSE AL DÍA, EL APOYA A URIBE. Fijense, y no pasen papelones:

Por Fernando Lugo, el antibolivariano
http://www.diariosigloxxi.com/texto-diario/mostrar/48914